manocruel ©

15.11.05

poema berreta I

te quiero mucho

como la trucha al trucho,
como el fuego al viento,
y viceversa,
como el pez a la lombríz.


te quiero tanto

como la voz al canto,
como el canto al cántaro,
como el cántaro a la fuente,
como la fuente al fuentón,
como el fuentón a la ensalada de frutas.

--

en mi casa es todo geométrico, usted no va a ver nada torcido, aseguró con orgullo mientras enfundaba su casio fx-28 fraction recién adquirida.
me hizo acordar al día que (en las primeras semanas de una terapia que se prolongó por 9 años) le dije a mi analista que la vida es un cuadro sinóptico, afirmación que -tras una carcajada que apenas alcanzó a reprimir- cayó por propio peso en menos de un minuto.
hay cierta seguridad en vivir aferrado a estructuras con ángulos de 90º grados.
el problema es que cuando encontrás un ángulo de 27º 19´, te quedás pendulando la cabeza como un perrito que trata de comprender de qué se trata.

2 Comments:

Anonymous Luc said...

A mí me da mucha pena la gente que prefiere los 90º. Sobre todo si llegaron a pendular en otros ángulos durante un tiempo y eligieron volver allí.

7:05 p. m.  
Blogger manocruel said...

sep, precisamente.
es el caso de este tipo.
te juro que da pena verlo.
y estoy junto a él todos los días.

lo bueno del caso es que me dio letra justo cuando no sabía qué escribir.
uno anda con las antenas enchufadas, susceprible a todo lo que pasa alrededor.

9:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home