manocruel ©

11.12.06

uno menos

suerte que se murió, así por lo menos ya no se lo escucha.
pero lástima que la muerte lo iguale a otros más dignos.
porque un muerto es un muerto, convengamos.
y lo que realmente cuenta no es lo que ES, sino lo que FUE.
odio profundamente que la muerte lo iguale, porque no fue igual, fue un asesino hijo de puta.

debería haber pagado por sus crímenes.

y no pagó.

3 Comments:

Blogger Lis said...

de acuerdo, no es un muerto cualquiera, es un muerto de mierda...
y la muerte no lo redime, sólo lo hace mortal...

se me juntan a ratos el dolor, el daño, se me junta tanta vida vivida acompañada de tanta muerte...

11:56 p. m.  
Blogger Southmac said...

Lo importante es sembrar lo necesario para que la basura que lo adora no campe por los putrefactos respetos del horror.

12:41 a. m.  
Blogger bonhamled said...

Pinochet murió.
Como muere lo advenedizo, como muere el absurdo, como se abre la puerta de Austwitz.
Murió impune pero catalogado como ladrón, actor bufo, asesino, avergonzado en un país que fue infinito frente a su vaciedad autoritaria alimentada por el extranjero.
Sus últimos segundos habrán sido ¿Que he hecho? y si no han sido así, entonces es que murió juzgado y castigado por su mediocridad de generalote estéril e impotente.
La justicia ha de juzgar, castigar y reparar, creo que está cumplida.
Descanse en paz tras tres metros de tierra que nunca le dejará escapar.

Enhorabuena por el blog y suerte, la primavera está más cerca cuando muere un dictador.

7:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home